Canada Science Spanish

Canadá participa en el lanzamiento de la industria espacial brasileña

Photo: Centro de Lanzamiento de Alcántara

El comandante de la Fuerza Aérea Brasileña, Carlos Alberto Batista Júnio, anunció que la canadiense C6 Launch Systems se integra al pool de empresas que trabajan en la construcción de satélites y cohetes en el centro espacial de Alcántara, en Brasil.

 

La explotación comercial del Centro será fundamental para el desarrollo del Programa Espacial Brasileño y la inserción del país en el mercado global, aseguró Batista Júnio. De acuerdo con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovaciones, el mercado espacial en su conjunto mueve actualmente alrededor de US $360 mil millones de dólares anuales. La expectativa es que, con el acuerdo, Brasil pueda atraer el 1% del volumen de negocios en el área espacial.

 

C6 Launch Systems es una empresa de tecnología espacial con sede en Canadá que desarrolla una capacidad de lanzamiento de satélites pequeños dedicada para colocar cargas útiles “bajo demanda” para cargas útiles pequeñas como nano y CubeSats, de hasta 30 kg en una órbita síncrona solar (SSO) nominal de 600 km.

 

Además de C6 Launch Systems, tres empresas de Estados Unidos (Hyperion, Orion Ast y Virgin Orbit) participarán a través de un modelo de sociedad público-privada en la misión de convertir al Brasil del presidente Jair Bolsonaro en el nuevo polo para el lanzamiento de satélites.

 

El Centro de Lanzamiento de Alcántara (Centro de Lançamento de Alcântara, en portugués), situado en el municipio homónimo del estado de Maranhão, es una base espacial brasileña administrada por la fuerza aérea de Brasil junto con la Agencia Espacial Brasileña.

 

Alcántara, junto con el Puerto espacial de Kourou, en la Guayana Francesa y perteneciente a Francia, es la única base espacial de América Latina. Una de las grandes ventajas de la base brasileña es su posición geográfica, en la latitud 2°18′ sur, próxima a la línea del ecuador, lo que permite un ahorro de cerca de un 30 por ciento de combustible respecto a los lanzamientos hechos desde Cabo Cañaveral.

 

La clave de ese acuerdo es que ofrece las garantías necesarias para la preservación de la tecnología estadounidense, que es usada por la enorme mayoría de las empresas dedicadas al lanzamiento de satélites.

 

La base de Alcántara, inaugurada en 1983, por años representó la esperanza brasileña en la carrera espacial; sin embargo, se interrumpió abruptamente en agosto de 2003.

Ese día, la explosión de un cohete poco antes de su lanzamiento le costó la vida a 21 ingenieros que trabajaban en su montaje en la base espacial y el programa netamente brasileño fue virtualmente abandonado.

 

Después del accidente, desde Alcántara sólo han sido lanzados algunos cohetes suborbitales, pero ahora el gobierno de Bolsonaro pretende que la base tenga la capacidad de enviar proyectiles y satélites al espacio.

Por Silvia Méndez

 

Leave a Reply


cnmng.ca ***This project is made possible in part thanks to the financial support of Canadian Heritage;
and Corriere.ca

“The content of this project represents the opinions of the authors and does not necessarily represent the policies or the views of the Department of Heritage or of the Government of Canada”